21 de julio , 2024
Internacional

Las fuerzas rusas lanzaron nuevos ataques con drones en la región de Kiev

Las fuerzas rusas han perpetrado este jueves de madrugada al menos seis ataques con drones kamikaze en la región de Kiev, según las autoridades locales, que de esta forma han confirmado que Moscú sigue utilizando los artefactos presuntamente comprados a Irán.

El jefe de la Policía regional, Andri Nebitov, ha informado en su cuenta de Telegram del despliegue de los servicios de emergencia para extinguir un incendio y evaluar las consecuencias de los ataques, según la agencia UNIAN.

Por su parte, el gobernador de Kiev, Oleksi Kuleba, ha asegurado que los informes preliminares descartan que haya daños personales y ha confirmado el derribo de varios drones por parte de los sistemas de defensa de Ucrania.

Las autoridades ucranianas han acusado a las fuerzas rusas de utilizar drones kamikazes o suicidas en su última ola de ataques sobre infraestructuras energéticas y núcleos urbanos, algo que Moscú ha rehusado aclarar y de lo que Teherán se ha desmarcado, asegurando que no proporciona armamento a ninguna de las partes en conflicto.
Rusia se concentra en el Donetsk

Rusia está concentrando sus operaciones ofensivas en las direcciones de Bakhmut, en la región de Donestk, y bombardea las posiciones ucranianas a lo largo de la linea de contacto, según el último informe del Cuartel general del ejército ucraniano, publicado este jueves.

Te puede interesar: EEUU probó con éxito el desarrollo de armas hipersónicas tras las amenazas nucleares de Rusia

“Rusia está tratando de mantener los territorios capturados temporalmente y no detiene las operaciones ofensivas en las direcciones de Bakhmut y Avdiiv”, dice el parte del Ejercito ucraniano.

Según Ucrania, Rusia también “está bombardeando las posiciones de nuestras tropas a lo largo de la línea de contacto, en particular en la margen izquierda del río Dnipro, donde realiza activamente reconocimientos aéreos”.

Durante el día de ayer, Rusia realizó 18 ataques aéreos y 4 ataques con misiles, que afectaron sobre todo a las ciudades de Kupyansk, Druzhkivka y Zaporizhzhia.

Según los ucranianos, los militares rusos, movilizados hace una semana, continúan llegando a la región de Zaporizhzhia, pero creen que “carecen de motivación y deseo de participar en las hostilidades en el territorio de Ucrania” y que se registran “casos raros de deserción”.

En su discurso nocturno, el presidente de Ucrania, Volodímir Zelensky, afirmó que “las batallas más feroces están en la región de Donetsk”, en la dirección de Bakhmut y Avdiiv.

“La locura del comando ruso ahora es más visible allí: día tras día durante meses, llevan a la gente a la muerte, concentran allí el máximo poder de los ataques de artillería”, dijo Zelensky en su discurso.

Según el último informe del Instituto para el Estudio de la Guerra, las fuerzas rusas están intentando fijar en la región de Kharkiv (noreste) a las fuerzas ucranianas, con el objetivo de “evitar que refuercen las operaciones de contraofensiva en otros lugares” del país.

“Es probable que las fuerzas rusas no tengan la intención de recuperar un territorio limitado en las áreas fronterizas de la región de Kharkiv, sino que esperan mantener a las fuerzas ucranianas en el área que, de lo contrario, podrían unirse a las operaciones de contraofensiva”, dice el instituto.

(Con nformación de Europa Press y EFE)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *