sábado, mayo 18, 2024
General

Tenderos lanzan S.O.S a los Congresista, aseguran no aguantar incremento tributario

Los anuncios hechos por el Ministro de Hacienda, José Antonio Ocampo, sobre la discriminación que tendría el impuesto a los alimentos ultraprocesados y bebidas azucaradas en el marco de la Reforma Tributaria, preocupa al gremio de tenderos, el cual no está plenamente identificado y caracterizado por el Gobierno.

El Gobierno no los ha escuchado y tampoco les ha hecho una propuesta formal de fortalecimiento, dijo Ligia Gil, tendera y vocera de Fenaltiendas.

Por ello este martes, 4 de octubre, a las 10:00 de la mañana acudirán al Congreso de la República, en compañía del presidente de Fenalco, Jaime Alberto Cabal, para lanzar un S.O.S a los congresistas, quienes a través del voto, tienen en sus manos el destino de la Reforma Tributaria.

La representante del gremio, aseguró que sus negocios no aguantan un incremento tributario al 90% de los productos que venden como está contemplado en la reforma tributaria (alimentos ultraprocesados y bebidas azucaradas), por lo que podrían quebrar más de 500 tiendas de todo el país de las cuales viven casi dos millones de colombianos.


El Gobierno ha dicho que a los pequeños tenderos y panaderos no los tocará el impuesto, pero el gremio se pregunta cómo harán esto si el gobierno no sabe cuántos son, dónde están ni cuánto facturan. Un tendero es una mujer que se queda sin trabajo y decide abrir el garaje de su casa para vender «mecato» hasta un vendedor de dulces de la calle.

Es un gremio altamente informal y con estos anuncios de impuestos, seguramente aumentará. Son más de 500 mil tiendas la mitad de estás lideradas por mujeres que luchan por sobrevivir ganando por sus ventas un salario mínimo y queriendo salir de una crisis que propició la pandemia, la inflación y los paros, pero que con un incremento al 90% de los productos que venden, saben que sus ventas caerán y que la consecuencia será el cierre de miles de tiendas que hoy a duras penas se sostienen, dijo la representante de Fenaltiendas.


Para el economista y experto en Reforma Tributaria, Martín Jaramillo, los impuestos indirectos y regresivos, son inconvenientes y sin sentido, ya que es inexplicable que sea más o no saludable. si lo vende una panadería pequeña o grande. El grueso de este problema, es que los consumidores son los que se verán más afectados, además de perjudicar la formalización empresarial.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *