viernes, abril 19, 2024
Internacional

Somalia abatió a uno de los jefes del grupo yihadista Al Shabab

Las autoridades somalíes informaron que un alto líder del grupo extremista al-Shabab fue asesinado en una operación conjunta del Ejército Nacional Somalí y las fuerzas internacionales asociadas.

“Abdullahi Nadir, uno de los principales líderes de los terroristas de Al Shabab, buscado por el Gobierno somalí durante mucho tiempo, fue asesinado en una operación realizada por el Ejército Nacional Somalí y socios de seguridad internacionales”, informó el Ministerio de Información somalí.

EE.UU. había ofrecido una recompensa de tres millones de dólares por información que condujese a Nadir (también conocido como Yare), hombre próximo al actual líder de Al Shabab, Abu Ubaidah (también conocido como Ahmed Diriye), y que ha ejercido como responsable de las finanzas y los medios de comunicación del grupo, entre otros cometidos.

El ataque con drones del 1 de octubre, lanzado por el ejército somalí y socios de seguridad internacionales, mató a Abdullahi Nadir cerca de la ciudad costera de Haramka, dijo el Ministerio de Información en un comunicado fechado el domingo pero publicado en línea el lunes.

“Este líder era el predicador principal del grupo y uno de los miembros más notorios del grupo Shabab”, dijo.

“Fue ex jefe del consejo Shura y director de finanzas del grupo”, dijo el ministerio, refiriéndose a un poderoso organismo de consulta dentro de Al-Shabaab.

Según el ministerio, se creía que Nadir, cofundador del grupo vinculado a Al-Qaeda, sería el próximo en la fila para asumir el liderazgo del movimiento de manos de su jefe enfermo, Ahmed Diriye.

“Su eliminación es como quitar una espina de Somalia como nación”, dijo el ministerio.

Nadir fue uno de los siete líderes nombrados por Estados Unidos en su lista de los más buscados en 2012. Washington ofreció tres millones de dólares por su captura.

El anuncio del ataque se produce semanas después de que el recientemente elegido presidente de Somalia, Hassan Sheikh Mohamud, prometiera llevar a cabo una guerra total contra los yihadistas, tras una serie de ataques mortales. Incluyen un asedio de 30 horas a un hotel en la capital, Mogadiscio, que mató a 21 personas.

El mes pasado, Mohamud instó a los ciudadanos a mantenerse alejados de las áreas controladas por Al-Shabaab y prometió intensificar las ofensivas contra los militantes.

Las fuerzas estadounidenses se han asociado en el pasado con soldados de la Unión Africana y tropas somalíes en operaciones antiterroristas, y han llevado a cabo frecuentes redadas y ataques con aviones no tripulados en los campos de entrenamiento de Al-Shabaab en toda Somalia.

El mes pasado, el ejército estadounidense dijo que había matado a 27 combatientes yihadistas en un ataque aéreo cerca de Bulobarde, la ciudad principal en la carretera que une Mogadiscio con Beledweyne, una ciudad clave en la frontera con Etiopía.

Dijo que el ataque aéreo se llevó a cabo “a pedido” del gobierno somalí.

Al-Shabaab, que defiende una versión estricta de la sharia o ley islámica, ha librado una sangrienta insurrección contra el gobierno de Mogadiscio durante 15 años y sigue siendo una fuerza poderosa a pesar de una operación de la Unión Africana contra el grupo.

Sus combatientes fueron expulsados de la capital en 2011, pero continúan realizando ataques contra objetivos militares, gubernamentales y civiles.

La semana pasada, el grupo se atribuyó la responsabilidad de la explosión de una bomba que mató a un alto oficial de policía somalí cerca de la aldea de Bursa, controlada por Al-Shabaab, a unos 30 kilómetros (20 millas) al norte de Mogadiscio.

(Con información de AFP)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *