viernes, febrero 23, 2024
General

No se pagó recompensa por liberación de Nicolás Picón

Con agradecimientos a Dios, y entre lágrimas de alegría, familiares y amigos recibieron al joven Nicolás Picón Maldonado, quien fue liberado la tarde del miércoles en Aguachica, luego de permanecer 15 días secuestrado.

En casa, el ‘Negro o Nico’, como cariñosamente lo llaman, fue recibido con un cartel que decía «Bienvenido a casa Nico», sus tías lo esperaban con su comida preferida pan, queso y gaseosa. Asimismo, compañeros de estudios, amigos, profesores y la comunidad en general se volcaron a la vivienda del joven en el barrio La Unión, para expresar la alegría por su regreso sano y salvo.

Hasta el momento, sus padres Leoncio Picón Rosado y Neidys Maldonado, no han ofrecido declaraciones, solo se han mostrado a través de las redes sociales celebrando el regreso de su hijo. Entre abrazos, fotografías y aplausos, la familia muestra la alegría, a la vez que agradecen a la comunidad por su respaldo en las marchas, plantones y cadenas de oraciones por el regreso de Nicolás.

NO SE PAGÓ LA RECOMPENSA

Eduardo Esquivel, secretario de Gobierno Departamental, informó que el informe que se tiene hasta ahora del Gaula de la Policía, es que los captores se comunicaron con los padres del adolescente para indicarles la zona donde fue liberado. Hasta un sector entre Cesar y Norte de Santander, y fue ubicado en plena carretera.

“Festejamos la liberación del joven, hecho que mantuvo en sufrimiento por 15 días a sus familiares y comunidad en general. Agradecemos el trabajo mancomunado de la fuerza pública y la institucionalidad; asimismo destacamos que no hubo el pago de la recompensa de 50 millones de pesos ofrecida por información sobre los secuestradores”, afirmó.

Sobre la organización que tenía en su poder a este joven, Esquivel manifestó que hasta ahora se desconoce, en los próximos días el Gaula entregará el informe oficial en el quese esperan obtener más detalles sobre este caso.

“Pienso que los captores se sintieron presionados porque este secuestro tuvo connotación nacional, la comunidad se volcó a las calles a pedir su liberación a través de caminatas y cadenas de oraciones, en las que además suplicaron por la seguridad en el municipio de Aguachica. Creería que fue un gesto humanitario del grupo que lo tenía cautivo”.

Por su parte, Martha Patricia Beetar Pacheco, secretaria de Gobierno en Aguachica, agradeció el trabajo articulado del Gobierno Departamental, Policía Nacional, Ejército Nacional, Gaula de la Policía y la Fiscalía General de la Nación (Seccional Magdalena Medio); en su misión de acompañamiento humano e institucional durante este proceso.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *