Diócesis inició una investigación por presunto abuso sexual a menor de edad

La Diócesis de Valledupar a través de un comunicado dio a conocer que su reacción sobre un presunto abuso sexual que se habría registrado en la parroquia Nuestra Señora de Guadalupe de esta capital, en hechos ocurridos hace más de cinco años, y que fue puesto en conocimiento por parte de la madre de la menor de edad ante la Fiscalía en Santa Marta, el cual fue trasladado para la investigación a la Fiscalía 31 Caivas de la capital del Cesar.

Cabe señalar que este caso involucra al sacerdote Orlando Parra Vergara, párroco de la parroquia antes mencionada.

Así las cosas, la Diócesis de Valledupar, indicó que:

La Diócesis ha notificado a la Fiscalía General de la Nación, Seccional Cesar, las acusaciones que se han recibido para que se inicien los procedimientos judiciales a que haya lugar, ha enviado los documentos que ésta ha solicitado y se ha puesto a su plena disposición para colaborar en lo que considere oportuno.

Asimismo, señalaron que a través de la Delegación Episcopal de Protección de Menores, desde que se conoció el caso, han estado en constante comunicación oficial y pastoral con la adolescente afectada y su familia. Le manifestamos nuestra tristeza, cercanía, apoyo y plegarías en esta difícil situación. Para bien de todos en el pleno esclarecimiento de la verdad.

Por otro lado, expresaron que, “ la Diócesis ratifica su política de máximo cuidado y protección de los niños, niñas y adolescentes y de tolerancia cero frente a cualquier abuso de menores o personas vulnerables, que tuvo su última concreción en el decreto Episcopal 005 del 1 de junio de 2020, el cual actualizó las normas promulgadas en el decreto 014 de 18 de enero de 2011 y que fueron revisadas en el decreto 004 de 2014”.

Destacaron que, manteniendo siempre el principio de la presunción de inocencia del acusado, mientras éste no sea hallado culpable, la Diócesis ha iniciado la investigación preliminar que prevé el derecho eclesiástico para estos casos y ha tomado la medida de la separación del implicado de cualquier cargo eclesiástico y la suspensión cautelar del ejercicio público del ministerio sacerdotal hasta tanto se resuelva su situación procesal. Entre tanto lo acompañamos con nuestra oración y fraternidad en cristo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *