miércoles, abril 17, 2024
Actualidad

Destituyen a los directores del Inpec y de La Picota por salidas del penal del Carlos Mattos

Por orden directa del presidente Iván Duque, el director del Inpec, general Mariano Botero Coy, fue destituido del cargo y llamado a calificar servicios, luego de conocerse los escandalosos privilegios que permitió al controvertido empresario Carlos Mattos Barrero, recluido en la cárcel de La Picota de Bogotá, cuyo director también fue destituido.

La vergonzosa situación fue puesta en evidencia en un informe de Caracol Noticias producto de un seguimiento con cámara que se le hizo a Mattos Barrero. Según el informe, el empresario salía con frecuencia del centro penitenciario «como Pedro de su casa» y se movilizaba por la ciudad sin complicaciones.

En una de las salidas que registró el informativo se muestra a Mattos abandonar el penal a bordo de una camioneta oficial del Inpec, sin esposas y con un solo guardia, el mismo que conducía el vehículo, hasta un edificio ubicado en el norte de la capital donde funcionan sus oficinas y es sede de varias de sus empresas.

La Fiscalía General de la Nación también anunció una investigación de oficio sobre este escándalo.

El abogado Iván Cancino, defensor de Mattos, apareció también en el video reuniéndose en esa oportunidad con el empresario. Luego, en dialogo con Caracol Radio, Cancino admitió el encuentro con Mattos y reconoció la falta ética por el mismo hecho, pero dijo que todas las salidas de Mattos de la cárcel eran para «post peratorios».

Como se recuerda el empresarios Carlos Mattos Barrero fue capturado en España y extraditado a Colombia el 18 de noviembre de 2021. Tras su llegada al país, la Fiscalía General de la Nación presentó al empresario ante un juez de control de garantías, que legalizó su captura y le dictó medida de aseguramiento en centro carcelario.

Contra el extraditado empresario avanzan dos procesos en etapa preparatoria de juicio. En el primero se le atribuyen los delitos de cohecho por dar u ofrecer, utilización indebida de redes de comunicaciones, acceso abusivo a un sistema informático agravado y daño informático agravado.

Este caso está relacionado con hechos ocurridos en octubre de 2015, cuando se habrían
ofrecido dádivas a varios funcionarios del área de sistemas de la Dirección Ejecutiva Seccional de Administración Judicial de Bogotá, para manipular el reparto de una demanda interpuesta por la empresa colombiana Hyundai Colombia Automotriz S.A., de la cual Mattos Barrero era el mayor accionista, en contra de la compañía coreana Hyundai Motor Company.

El segundo proceso es por el delito de cohecho por dar u ofrecer. En mayo de 2016 y enero de 2017, al parecer, se concretó la entrega de $200’000.000 a la juez 16 Civil Municipal de Bogotá para que, supuestamente, decretara medidas cautelares en favor de la empresa de Mattos Barrero. Con RSF

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *