miércoles, abril 17, 2024
Variedades

Centenares de ecuatorianos siguen en Ucrania a la espera de un vuelo humanitario

Entre 400 y 500 ecuatorianos aún permanecen en Ucrania, según informó el viceministro de movilidad del Ecuador, Luis Vayas. La mayoría está en Kiev, capital de Ucrania, y en Lviv, en la frontera con Polonia. Durante el último fin de semana, la opinión pública del país andino siguió el atropellado viaje de cientos de ecuatorianos, en su mayoría universitarios, que buscaban huir de Ucrania, que es atacada por Rusia desde el jueves de la semana pasada.

Los padres de los jóvenes que estudian en Ucrania estaban desesperados por que sus hijos puedan salvaguardarse. Un grupo de padres se reunió el domingo a las afueras de la Cancillería del Ecuador y demandaban ser recibidos por el canciller Juan Carlos Holguín. Durante todo el fin de semana se conocieron los testimonios de los jóvenes que se acercaban a las fronteras para salir de Ucrania: no habían comido, soportaban temperaturas heladas y trataban de avanzar en medio del caos y las miles de personas que también huyen de los ataques rusos. La Acnur estima que hay 500.000 desplazados en las fronteras ucranianas.

La comunicación entre los padres que pedían ayuda para sus hijos, la Cancillería, la prensa y los ecuatorianos que salían de Ucrania fue atropellada. El sábado, desde la Cancillería se informó que habría tres horarios para abordar trenes humanitarios en la estación de Lviv, a unos 70 kilómetros de la frontera con Polonia. La información oficial aseguraba que en la estación habrían delegados ecuatorianos para asistir a los connacionales, sin embargo los periodistas hacían eco de la voz de los padres y de los jóvenes que intentaban salir: en la estación no encontraban a nadie.

Infobae obtuvo información que aseguraba que el cónsul de Austria en Ecuador estaba solo en Lviv, sin ningún otro funcionario y que era apoyado por jóvenes voluntarios. Esto fue confirmado por Benjamín León, uno de los voluntarios. León, también ecuatoriano, dijo a Infobae que él y su hermano salieron de Odessa –a 880 kilómetro de Lviv– para ayudar como voluntarios en las evacuaciones y fue enfático en aclarar que ningún voluntario trabaja para el gobierno ecuatoriano y que el cónsul estaba solo.

Uno de los grupos de ecuatorianos que llegó a Lviv fue asistido por el Programa Universitario Europeo (PUELAT), una empresa que brinda asesoramiento a jóvenes que desean estudiar en universidades europeas. Anna Tramsyuk, de PUELAT, contó a Infobae que desde el programa intentan evacuar de Ucrania a la mayor cantidad de ecuatorianos y dijo que la asistencia y organización ha sido completamente una iniciativa privada. Doris Pastor, madre de Sebastián Baez, uno de los jóvenes que viajó con PUELAT, confirmó a Infobae que el programa “gestionó llevarles hasta el tren en Vinnytsia y poderles embarcar para que viajen a Lviv”.

La tarde del sábado, el canciller Holguín, en una rueda de prensa, contó que Ecuador ha organizado un vuelo humanitario que partirá desde Varsovia, capital de Polonia. También dijo que la Cancillería está en contacto con los ecuatorianos que buscan salir de Ucrania y que fortalecerán al servicio exterior que está en la zona de conflicto con más personal: “12 funcionarios irán a las fronteras”, contó. Además, al responder una pregunta de Infobae, el Canciller confirmó que muchos ecuatorianos abandonaron Ucrania por su cuenta, que los estudiantes universitarios coordinaron las evacuaciones y no el servicio exterior. También reconoció que la debilidad del Estado es no tener una representación diplomática en Ucrania.

Edison Montachana, un joven ecuatoriano que ha reportado su experiencia en Ucrania, escribió en Twitter: “Entendemos que debe ser una gestión complicada por muchos temas para la Cancillería, pero puedo decir que han trabajado. Hasta que salga el último que desea salir, olvidemos las críticas, que yo he visto como todos trabajan duro, sin descanso”.

Durante el domingo, se informó que varios grupos de ecuatorianos pudieron salir de Ucrania. Hasta las 13h00 del lunes, las cifras preliminares de ecuatorianos que han salido de Ucrania indicaban que 230 cruzaron a Polonia, 37 a Eslovaquia, 45 a Hungría, 5 a Moldavia y 2 a Rumania.

El viceministro Vayas dijo a El Comercio que hubo problemas para los ecuatorianos al cruzar las fronteras ucranianas porque los militares ucranianos querían reclutar a los jóvenes. Vayas explicó que “hay autoridades en los puntos de frontera, ucranianas, que a los varones entre 16 y 60 años no le están permitiendo salir hasta averiguar ellos en su base de datos si no tienen nacionalidad ucraniana”. Con Infobae

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *