jueves, abril 18, 2024
Otras Noticias

Fue sorprendido un falso sacerdote católico que bendecía negocios a cambio de dinero en Cali

Cuando se disponía a ‘bendecir’ un establecimiento comercial, un falso sacerdote fue increpado tratando de, al parecer, estafar a la ciudadanía. Mientras caminaba vestido con una sotana y con un recipiente de agua en sus manos, el supuesto cura fue confrontado por un verdadero funcionario de la iglesia católica que, inmediatamente, lo detuvo para hacerle varios cuestionamientos respecto a sus acciones. “¿Cómo va a bendecir si usted no es sacerdote?”, le preguntó el colaborador de la institución.

Según se denunció, el hombre le cobraba a tenderos y encargados de negocios del centro de Cali, particularmente, para bendecirlos. De acuerdo con lo que se reveló, el hombre, además de pedir dinero por sus servicios, pedía colaboraciones económicas para apoyar a la parroquia del barrio Obrero. En ese establecimiento, argumenta él, hace su misión. El hombre salió de la tienda rápidamente cuando se sintió acorralado por las preguntas del ciudadano que lo detuvo.

“Ayer llegó a un local de uno de los servidores de nuestra parroquia y fue confrontado, su actitud fue de sorpresa total al verse desenmascarado y optó por evadir, tratar de explicar y termina literalmente huyendo y corriendo”, relató el padre José Ricardo Guzmán, en una entrevista con Blu Radio. Según se explicó, el falso sacerdote aprovechó el cambio del párroco de la iglesia ya mencionada para adelantar sus acciones ilegales. “Ha embaucado la fe de los fieles con estas artimañas y va por los locales pidiendo una ofrenda económica a cambio de dinero cuando en realidad ninguna de las bendiciones tiene un costo y no lo va a tener”, agregó el religioso.

“Nos dice que está caminando el barrio, que lo está reconociendo y que va a bendecir los sitio hasta con el utensilio del agua bendita y que a cambio de eso necesita una contribución”, destacó, por su parte, Claudia Sáenz, líder del sector, en testimonios recogidos por esa emisora. La Arquidiócesis de Cali aclaró que, en efecto, no conocen al hombre, y que no hace parte de la entidad.

En agosto del año pasado, se conoció un caso similar en Barrancabermeja. Un falso sacerdote entablaba conversaciones con adultos mayores, se ganaba la confianza de ellos, y luego los hurtaba. Aseguraba ser el nuevo sacerdote de la parroquia, por lo que lograba que los ciudadanos creyeran en su supuesta buena voluntad. “Se escudan en la investidura y se aprovechan de la fe, y cometen engaños, estafas o recogen fondos con una actitud fraudulenta al presentarse como sacerdotes de la Iglesia Católica”, destacó el Obispo de la Diócesis de Barrancabermeja, Monseñor Ovidio Giraldo Velásquez, en diálogo con Operación Barrancabermeja.

“Un señor visita unas familias haciéndose pasar como el nuevo párroco, ingresa a la casa de los adultos mayores, entabla una conversación y en una de las cámaras se alcanza a evidenciar que hay un forcejeo entre el ladrón y los abuelitos”, contó una de las víctimas en conversación con Blu Radio.

En febrero del año pasado, Miguel Ángel Ibarra Marín, quien ejercía de sacerdote en la localidad de Medina Sidonia, en el centro de Cádiz, en España. Aunque trabajó allá sin mayores problemas, las alarmas sobre su falsa identidad se encendieron en el 2018, cuando desde Colombia se comunicó al país europeo que aquel hombre nunca se había ordenado como sacerdote.

“Hace varios meses surgieron dudas sobre la ordenación y monseñor Orlando Antonio Corrales García, de la Arquidiócesis de Santa Fe de Antioquia, pidió una investigación profunda. En un comunicado, el prelado explicó que lo había acogido e incardinado con base en documentos que él presentó y que fueron analizados por un experto canonista”, menciona la Agencia Católica de Prensa (ACP) en su portal web. Con Infobae

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *