lunes, abril 22, 2024
Nacional

Colegio será investigado por impedir el ingreso de menor que no tenía tenis blancos

La Secretaría de Educación del Distrito anunció que hará seguimiento al caso denunciado a través de redes sociales, en el que una madre aseguró que los profesores del colegio Liceo Pedagógico Madrigal, ubicado en Ciudad Bolívar, le impidieron el ingreso a una niña porque no llevaba los tenis blancos del uniforme.

La entidad señaló que asignaron un equipo de funcionarios para realizar una visita al colegio, del régimen privado, para conocer los sucedido de manera directa. Tras esto, se orientarán “las acciones pertinentes que se llevarán a cabo y que quedarán definidas en un acta, con los compromisos adquiridos por la institución educativa”.

La Secretaría sostuvo que tan pronto conoció la denuncia que se hizo viral en redes sociales, en el colegio Madrigal, ofició a la institución educativa y le hizo un llamado a que presente un informe de manera oportuna en el que explique lo sucedido.

En la serie de videos que publicó la madre en redes sociales, se ve a la menor llorando después de que, según dice en la denuncia, a la entrada del plantel educativo la devolvieron porque llevaba unos tenis de color gris y no blanco como lo exige el uniforme. La familia sostiene que no los ha podido comprar.

En otro de los videos se ve al padre exaltado solicitando la devolución del dinero y asegurando que se vulneraron los derechos de su hija por una exigencia de vestimenta. La investigación que adelanta la Secretaría de Educación se basa en una posible restricción del derecho a la educación.

“En el oficio, la Secretaría de Educación le recuerda a la institución educativa la importancia del artículo 43, numeral 2, de la Ley 1098 de 2006, que asigna a las instituciones educativas entre otras obligaciones éticas fundamentales: “Proteger eficazmente a los niños, niñas y jóvenes, contra toda forma de maltrato, agresión física o psicológica, humillación, discriminación o burla por parte de los demás compañeros y de los docentes”, sostuvo la entidad distrital.

Salomé Vergara, la menor involucrada en los hechos, contó a través de un video difundido en redes sociales que sus padres enviaron una carta al colegio para solicitar un plazo, porque no habían podido adquirir los tenis, pero no se lo dieron y se cumplió el llamado de atención que generó la denuncia. Ella manifiesta que la situación la hizo sentir mal y podía llevar a un caso de bullying, más cuando llevaba apenas cinco días en la institución.

El colegio emitió un comunicado en el que sostiene que “no se devuelven estudiantes por causales menores y menos por unos tennis” (sic.). Aseguran que los estudiantes tienen plazo hasta la tercera semana de marzo para completar sus uniformes, pero aún así se les exigió a los padres de la menor Vergara llegar a unos acuerdos en relación con el uniforme.

“Tanto al acudiente como a la estudiante se les dio ingreso a la institución en busca de llegar a unos acuerdos y compromisos al respecto, la coordinadora invita a la estudiante a ingresar al aula de clase y proseguir a dialogar con su acudiente, pero este no lo permite mostrándose intolerante y negativo, tampoco aceptando ningún acuerdo y retirándose del plantel con la estudiante”, señaló la institución.

El colegio señaló que en 30 años no ha negado el derecho a la educación de los niños y sostuvieron que “no es justo que por la intolerancia de un padre de familia manche todo nuestro trabajo”. En las redes sociales, a raíz de la denuncia de la familia, se ha planteado el debate de si prima el derecho a la educación de los niños o los manuales de convivencia y exigencias institucionales de los colegios, como sucedió en el caso de la menor en Ciudad Bolívar. Con Infobae

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *