martes, abril 16, 2024
Internacional

Rusia afirmó que no invadirá Ucrania si el país renuncia a unirse a la OTAN, pero Kiev lo descartó

El Kremlin saludó la posibilidad de que Ucrania renuncie a la posibilidad de unirse la OTAN, un escenario mencionado por un embajador ucraniano frente a las amenazas rusas y una posible invasión militar.

Según explicó el vocero del gobierno ruso, Dmitry Peskov, una decisión así por parte de Kiev ayudaría a abordar las preocupaciones de seguridad de Rusia.

En declaraciones a la BBC, el embajador ucraniano en Londres, Vadym Prystaiko, indicó que Ucrania sería “flexible” sobre su objetivo de sumarse a la alianza militar occidental y apuntó que el gobierno es “responsable” ante las amenazas rusas

“Podríamos (no unirnos), especialmente al ser amenazados de esta manera, sobornados así”, indicó Prystaiko, al serle preguntado si Kiev cambiaría su posición sobre su participación en la Organización del Tratado del Atlántico Norte.

Sus declaraciones causaron revuelo en Ucrania, donde desautorizaron al embajador. La Presidencia ucraniana recordó que la vía euroatlántica para que Ucrania se convierta en miembro de la OTAN está consagrada en la Constitución del país y es una prioridad “incondicional”.

Ucrania no es miembro de la Alianza Atlántica pero ha manifestado su interés es su participación, una decisión que es vista como una línea roja para el Kremlin, para evitar que la alianza de defensa llegue hasta sus fronteras. A su vez, Bruselas ha rechazado negar la posibilidad, señalando que es una potestad soberana de Kiev.

Rusia, que ya se anexionó la península de Crimea en 2014 y apoya los separatistas armados prorrusos en el este de Ucrania, niega cualquier intención de invadir a su vecino, pero vincula la desescalada a una serie de exigencias, comenzando por la garantía de que la OTAN no admitirá a Ucrania como miembro, algo que los países occidentales consideran inaceptable.

Moscú ha movilizado más de 100.000 militares y armamento pesado cerca de la frontera con Ucrania y los países occidentales consideran que una incursión rusa podría ocurrir en cualquier momento.

El viernes, el secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg, volvió a advertir del “riesgo real de un nuevo conflicto armado” en Europa, durante una visita a una base militar de la Alianza, situada en Rumania. “El número de soldados rusos aumenta, mientras que los plazos de advertencia disminuyen”, avisó Stoltenberg en la base de Mihail Kogalniceanu, en el sureste de Rumania, cerca del mar Negro.

(Con información de EFE y AFP)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *