miércoles, abril 17, 2024
Otras Noticias

Revelan nuevos detalles del homicidio de Natalia Castillo: “Fue un asesinato vulgar”

Los presuntos resmponsables de asesinar a la periodista Natalia Castillo en la madrugada del día de Navidad en el barrio Galerías de Bogotá, habían modificado el proyectil de un arma traumática para hacerla mortal y acabar con la vida de sus víctimas, confirmó en las últimas horas la Fiscalía General de la Nación.

Durante la audiencia de legalización de captura e imputación de cargos, el ente acusador detalló cómo ocurrió el homicidio con la reconstrucción que ha logrado adelantar la investigación y que tiene las pruebas en contra de Javier Ramírez, alias ‘Porky’, y Ángel Rolando Colina, alias ‘Ángelo’, acusados de asesinar a la periodista. Ninguno aceptó los cargos y este lunes se decidirá si son enviados a la cárcel.

Natalia tenía 32 años y era asesora en la oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (UNODC). En la noche del 23 de diciembre salió con amigos a un bar en el sector de Galerías y sobre las 2:00 de la madrugada del día de Navidad, salieron y caminaron hacia el barrio San Luis para regresar a sus casas.

Llegaron a la diagonal 53c con transversal 25, según CityNoticias, cuando según las autoridades, Ángel Rolando Colina abordó a las tres personas. Trató de raparle el bolso a Castillo, pero ella se aferró a tal punto que fue tirada al piso en el forcejeo. Alias ‘Ángelo’, presuntamente, al ver que no podría quitarle la cartera, le disparó.

“Fue un asesinato vulgar”, afirmó el fiscal, según citó el diario El Tiempo. El asesino de Castillo le disparó con un arma traumática 9 milímetros que había sido modificada para matar. El proyectil del arma contenía una esfera metálica que fue adicionada al cartucho y se incrustó en el área supramamaria izquierda de la periodista.

Los delincuentes huyeron a bordo de un vehículo gris con el bolso, junto a otros dos celulares y un monedero. Castillo fue trasladada a la clínica Palermo, pero falleció minutos después debido a la herida causada por el disparo.

El papel de alias Porky, quien acompañó el hurto, fue saquear las cuentas bancarias de las víctimas desde los celulares que, con violencia, había hurtado alias ‘Ángelo’. Según detalló la Fiscalía, a través de transferencias bancarias y retiros se hicieron con 13 millones de pesos.

De acuerdo con Noticias Caracol, la Fiscalía asegura contar con un amplio material probatorio en contra de los dos ciudadanos venezolanos capturados como autores del crimen, además para afirmar que pertenecen a una banda delincuencial dedicada al hurto de celulares, con esa estrategia para desocupar las cuentas de las víctimas.

La Fiscalía le imputó a los señalados, ante el juez 74 de garantías de Bogotá, los cargos de homicidio, hurto agravado y calificado, porte ilegal de armas y acceso abusivo a sistemas informáticos. Este último crimen se suma a la lista porque, supuestamente, también intentaron hackear las tarjetas de crédito de Natalia y las de uno de los amigos de la víctima. La operación de captura de los presuntos homicidas y asaltante se dio en la tarde del viernes 11 de febrero en las localidades de Los Mártires y Santa Fe. Además de la detención de los dos hombres, se incautaron teléfonos celulares de alta y mediana gama.

En el caso habría colaborado una persona que conocía a uno de los criminales según sostuvo el general Jorge Eliécer Camacho, comandante de la Policía Metropolitana de Bogotá, quien agregó que en la banda mencionada también hay ciudadanos colombianos. Este lunes 14 de febrero habrá una nueva audiencia para determinar si se impone medida de aseguramiento en centro carcelario mientras continúa la investigación y el juicio en contra de Ramírez y Colina. Con Infobae

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *