jueves, junio 20, 2024
Variedades

Japonés causó indignación por hablar de los “beneficios” del cambio climático

El número dos del partido gobernante de Japón, Taro Aso, afirmó que el arroz de Hokkaido (norte del país) “sabe mejor” gracias al cambio climático, unos comentarios por los que ha tenido que pedir disculpas el primer ministro japonés, Fumio Kishida.

Aso, ex primer ministro y anterior titular de Finanzas de Japón, hizo esta afirmación durante un acto de campaña electoral en la isla septentrional nipona celebrado el pasado lunes para los comicios generales que tendrán lugar este domingo.

“Se dice que hace más calor al hablar de los efectos negativos (del cambio climático), pero se puede ver también que se produce arroz con mejor sabor en Hokkaido gracias al calentamiento”, dijo Aso.

“Esta es una realidad. Antes era invendible y ahora los estamos exportando”, añadió ante un grupo de votantes.

Posteriormente, ante la ola de críticas, el propio primer ministro se vio obligado a pedir perdón.

“Creo que no han sido unos comentarios adecuados, y pido disculpas por ello”, dijo el primer ministro de Japón al ser preguntado al respecto en una entrevista concedida a la cadena de televisión BS Fuji en la víspera y recogida este miércoles por los medios nacionales.

“El cambio climático es un tema importante a nivel global que puede causar desastres y afectar a los productos agrarios”, añadió Kishida, quien tiene previsto acudir a la Conferencia de Naciones Unidas sobre Cambio Climático (COP26) que se celebra a partir del domingo en el Reino Unido.

Aso, de 81 años y quien ejerció como primer ministro entre 2008 y 2009, cuenta con un largo historial de declaraciones controvertidas que incluyen comentarios despectivos sobre las mujeres, los ancianos o los desempleados, sobre la superioridad de la raza y la cultura japonesas o sobre el nazismo como “ejemplo” para el partido gobernante.

En 2017, dijo que “Adolf Hitler, que mató a millones de personas, se equivocó aunque sus motivaciones sean correctas”, intentando dar un ejemplo por el que los políticos son recordados por sus resultados y no por sus intenciones.

(Con información de EFE)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *