miércoles, abril 24, 2024
Empresa

El mundo paga ahora la falta de inversiones en materias primas

El precio del gas natural marca máximos históricos en Europa y Asia. Para los economistas es la consecuencia de una fuerte demanda, pero también de una evidente falta de inversión en la parte de la oferta.

La recuperación económica tras el frenazo que supuso la pandemia por la Covid-19 ha alentado el consumo de electricidad. Puesto que gran parte de la electricidad que se consume se produce con ciclos combinados por gas, las interrupciones en los suministros de gas y una falta de inversiones en los últimos años han llevado a esta materia prima a máximos justo antes de la llegada del frío. No nos engañemos, tampoco había reservas estratégicas de gas en los países que más lo consumen.

Ahora el miedo principal es a una inflación a través de las materias primas que puede ser, o no, temporal. En el caso de China, por ejemplo, muchas firmas de análisis han recortado sus previsiones de crecimiento por este motivo. Y es que, la falta de electricidad es el verdadero problema que afrontan las economías. Porque sin electricidad, no se puede producir nada.

Y no es una broma. La Agencia Internacional de la Energía advierte que el mundo tampoco está invirtiendo lo suficiente en la transición energética. La agencia asegura que la inversión en energías verdes como la solar y la eólica está siendo inferior a lo necesario para atajar el problema del calentamiento global, lo que aumenta el riesgo de mayores turbulencias en los mercados de energía.

Por motivos similares, también está subiendo el precio del petróleo, tanto del Brent como del West Texas (WTI). En concreto, el contrato de futuros sobre el WTI con próximo vencimiento supera los 80 dólares por barril.

Escasez de materias primas implica volatilidad

Para muchos expertos, la situación actual de escasez de materias primas implica realmente volatilidad. Los problemas posteriores que puedan surgir como impacto en las economías están bastante controlados con las políticas monetarias actuales. Lo que sí van a tener los inversores delante son importantes ventanas de volatilidad.

Por ejemplo, como cuando el presidente ruso, Vladimir Putin, sugirió que Rusia podría bombear más gas hacia Europa. El problema no se solucionaría de esa manera, pues faltan plantas de producción de electricidad a través de gas y no se han invertido en energías alternativas. La Covid-19 paró muchas inversiones que ahora se descubren necesarias.

Pero es una gran situación para hacer trading en materias primas de la mano de un buen bróker. La clave, por un lado, es esa volatilidad que permite entradas y salidas en los CFD sobre el gas natural o el WTI. Pero también la posibilidad de valorar si estás o no trabajando con un bróker de confianza para los usuarios de América del Sur.

En cuanto al trading de materias primas con CFD hay poco que decir. Estamos en un momento óptimo para sacar partido de toda esa volatilidad en el gas natural y el WTI, pero también para explorar el mercado de otras materias primas como el cobre.

Eso sí, no te dejes engañar por cantos de sirena porque no todos los brókers que puedes contratar en América del Sur son de confianza.

Necesitas un buen bróker que te enseñe a manejar bien los CFD con vistas a poder sacar todo el partido de esta herramienta y que sea lo bastante grande como para tener un amplio mercado de CFD en gas natural, WTI y otras opciones para poder tener liquidez. No le des más vueltas y confía en iForex para hacer trading en materias primas con CFD.

Y sí, puede que haya inflación los próximos meses por culpa de la subida de los precios, pero con un par de buenas operaciones con CFD en materias primas se habrá compensado.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *