EE.UU sanciona a 34 compañías por nexos con China, Irán y Rusia

El gobierno de Estados Unidos sancionó el viernes a 34 compañías por su supuesta colaboración con los abusos de derechos humanos contra la minoría musulmana uigur en Xinjiang (China), y/o por facilitar exportaciones a Rusia e Irán.

En un comunicado, el Departamento de Comercio estadounidense anunció la inclusión de esas compañías a su Lista de Entidades, con lo que prohíbe a las empresas de ese país exportar o transferir bienes a las organizaciones sancionadas.

Catorce de las 34 compañías afectadas tienen sede en China y, según el Departamento de Comercio, son cómplices «en la campaña de Pekín de represión, detención masiva y vigilancia con tecnología de punta a los uigures, los kazajos y los miembros de otros grupos minoritarios musulmanes en Xinjiang».

Estados Unidos acusa a China de llevar a cabo un «genocidio» y «crímenes contra la humanidad» en esa provincia china contra los uigures y otras minorías, mientras que Pekín niega categóricamente que en esa región existan trabajos forzados o que se opriman las prácticas religiosas.

Además de las 14 empresas chinas, Washington sancionó a otras cinco compañías cuya sede no especificó y que presuntamente ayudan a China a «modernizar» sus capacidades militares gracias a la compra de láseres y de otras tecnologías.

La lista del Departamento de Comercio, que no identificó públicamente a las empresas sancionadas, incluye a ocho firmas por «facilitar la exportación de bienes estadounidenses a Irán» y violar así las normas y sanciones de Estados Unidos contra Teherán.

Además, sancionó a otras siete compañías por sus lazos con Rusia, seis de ellas por supuestamente ayudar a Moscú a obtener componentes electrónicos de origen estadounidense, «probablemente para mejorar los programas militares rusos».

«Seguiremos usando los controles de exportación para hacer que rindan cuentas los gobiernos, compañías e individuos que intentan acceder a bienes de origen estadounidense para actividades subversivas en países como China, Rusia e Irán», dijo la secretaria de Comercio de EE.UU., Gina Raimondo, en el comunicado.

El jueves, el presidente Joe Biden amplió la lista de empresas chinas que no pueden recibir inversiones estadounidenses al estar acusadas por Washington de vínculos con el ejército chino.

«Este decreto autoriza a Estados Unidos a prohibir -de manera selectiva y circunscrita- inversiones estadounidenses en empresas chinas que atenten contra la seguridad o los valores democráticos de Estados Unidos y nuestros aliados», indicó la Casa Blanca en un comunicado.

La lista pasa de 31 a 59 empresas, señaladas de apoyar el complejo militar y de seguridad chino.

Esta ampliación afecta a empresas vinculadas con la tecnología de vigilancia china utilizada para «facilitar la represión o abusos graves de los derechos humanos», según el comunicado.

La lista, comenzada durante la administración de Donald Trump, incluye grandes grupos de varios sectores, como el fabricante de teléfonos Huawei, el gigante petrolero Cnooc, China Railway Construction, China Mobile, China Telecom e incluso la empresa de videovigilancia Hikvision. (Información DW).

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *