18 de julio , 2024
Actualidad

“Va a resultar más cara la destrucción del paro que el costo de la pandemia”: Noemí Sanín

La excandidata presidencial señaló que toda la crisis social que vive actualmente Colombia se debe a que al actual gobierno ha vivido circunstancias inéditas, acompañadas de problemáticas que dejó el anterior mandato.

En entrevista con la revista Semana, Noemí Sanín dio a conocer su mirada de lo que sucede en Colombia, desde las protestas que se desataron el pasado 28 de abril y cómo está siendo percibida dicha crisis a nivel internacional.

De acuerdo con la excandidata presidencial, la ola de protestas y descontento social inició con una reforma tributaria, de la que aceptó que no había dado a conocer de la mejor manera, pero que tenía puntos que podrían ser necesarios y que debían ser debatidos.

“El análisis de la reforma tributaria fue increíble, había muchos puntos favorables que merecían la discusión, pero ni siquiera fueron mirados. Creo que la reforma tributaria no fue bien ni oportunamente presentada, le faltó consenso. Pero todos los que tenemos posibilidades en Colombia tenemos que prepararnos a pagar un poco más de impuestos porque de esta no vamos a salir gratis, ni las soluciones se sacan del sombrero”, afirmó Sanín en entrevista.

Ante la pregunta de cómo ve la actual situación que enfrenta el país, respondió en términos de complejidad y dificultad, pero también de optimismo, pues cree que también es una oportunidad para construir una mejor nación; para ello destacó que “los del paro tienen que parar”, porque según la abogada y política colombiana, las noticias de destrucción, de hambre de la gente, las pérdidas del sistema productivo, adicionando la pandemia, hacen ver un panorama solamente dramático. “Va a resultar más cara la destrucción del paro que el costo de la pandemia. Es imperativo detener el vandalismo y la violencia”, señaló en diálogo con revista.

Al hablar específicamente de la ciudad de Cali, epicentro de la crisis social en el país, la exembajadora manifestó que la capital vallecaucana siempre ha sido lugar hospitalario con el recién llegado, como con las poblaciones afro, indígenas, víctimas de zonas de conflicto en la parte sur del país, y ahora, se le adiciona la población migrante proveniente de Venezuela, por lo que precisó que allí “se debe hacer un laboratorio de desarrollo territorial teniendo en cuenta los temas étnicos. Tenemos que apoyarlos todos.”

Asimismo, destacó que pese a que en este zona del país existe una grave división, existe una mano de obra compuesta de excelentes trabajadores, pero que pese a que al ser unos de los principales puntos de la industria agrícola en el país, “viene de capa caída en los últimos cinco años”.

Ante la pregunta sobre cómo ha visto al Gobierno en esta crisis, Sanín respondió: “Es un Gobierno legítimo que ha vivido circunstancias inéditas en la historia. La pandemia, el huracán Iota, dos millones de inmigrantes que ha abrazado con generosidad y además heredó un proceso de paz cuya implementación es compleja y requiere de prácticamente todo el presupuesto. Vale la pena mencionar adicionalmente el problema de las disidencias de las Farc, comprometidas con el narcotráfico, tema que descuidó totalmente el Gobierno anterior.”

En su experiencia como ministra de relaciones exteriores de 1991 a 1994, en el gobierno de César Gaviria, se refirió a la percepción que el país está tomando a nivel internacional con la actual ola de protestas, y en especial la mirada del trabajo de la fuerza pública que ha sido señala de atropellos y excesos, de lo cual, la también exministra, señaló que existe una batalla informativa que se esta perdiendo y que le está haciendo mucho daño a Colombia.

“El arma que tenemos que utilizar es la de la verdad. Obviamente tenemos que reconocer que hay problemas, que también se han presentado abusos, pero esto no es sistemático. Colombia es un país democrático, el derecho a la protesta se ha respetado. Se está mostrando que Colombia es una dictadura de derecha, violadora de los derechos humanos. Esa no es la realidad y todos debemos condenar y lamentar que a veces ocurra,” precisó Noemí, durante la entrevista con Semana.

Al hablar de Gustavo Petro, Sanín sostuvo que pese a no ser de su tendencia ideológica, como todo colombiano es libre y tiene el derecho a ser candidato. Además, agregó que él, como todo líder político, tiene la obligación de ayudar a que los violentos, los vándalos y los terroristas no destruyan el patrimonio de todos.

“Si queremos ganarle a Petro, sencillo, que haya otros candidatos que planteen propuestas y soluciones que sean capaces de generar ilusión y confianza en el futuro”, anotó la exandidata presidencial.

Al finalizar, afirmó que la la oposición no ha estado a la altura, pues aseguró que se han movido en el terreno del oportunismo y el aprovechamiento para capitalizar votos, lo cual calificó como mezquino. Además, descartó el comparar la situación de Colombia, como la que se desató en Venezuela, pues tras vivir de cerca dicha situación como embajadora de Colombia en Venezuela y ser canciller durante el intento de golpe de Chávez indicó: “Los pueblos tienen altibajos, problemas y oportunidades. De esta coyuntura difícil que vivimos tenemos que sacar un país mejor.”

Con Infobae

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *