viernes, febrero 23, 2024
General

12 años sin el maestro Escalona, su legado permanece en la memoria del folclor vallenato  

 

‘El maestro de Patillal’ y símbolo de la música vallenata, Rafael Calixto Ortega Martínez, hoy cumple doce años de ausencia tras su fallecimiento en el año 2009, fecha desde la cual, su legado permanece en la memoria del folclor vallenato, fue quien vistió el gala este género ganándose el nombre del más grande compositor que supo llevar a la música la cotidianidad, el amor y la tradición.

Su trabajo musical ha sido muy importante para engrandecer el folclor y lo demostró en sus más de 100 canciones que trascendieron las fronteras, y han estado en el repertorio de los más grandes y reconocidos cantantes de la música en español.

Referirse a Escalona, es asociarse a este género en toda su integridad. Sus cantos recorren la esencia del vallenato, cuyas letras tocaban la cotidianidad, las melodías, aceleraban los latidos del corazón, de quienes hasta ahora lo recuerdan como el mayor de los exponentes de esta música.

«El Chevrolito», «La Despedida», «La vieja Sara», «El testamento», «La Casa en el Aire», «La Custodia de Badillo» y muchos más, son parte de su reportorio que además han sido interpretado por artistas de Colombia y el mundo entero.

Su inspiración siempre fueron las historias de los hombres y mujeres de su pueblo y el Caribe colombiano, allí se centró y logró calar en cada corazón con el resonar de sus interpretaciones. Los ‘pitos’ y el fuelle del acordeón, casi se convertían en piezas sumisas ante la majestuosa creatividad del artista. Fue exquisito en sus composiciones, de hecho en la década de los ’50 sedujo con sus obras en el centro del país y en los años 70 fue el catalizador para que el vallenato se convirtiera en la música colombiana más popular.

 

PRESERVAR SU LEGADO

En la actualidad, su legado sigue vigente, está en la memoria de todos y a través de la Fundación Rafael Calixto Ortega, se trabaja para  perpetuar el legado y honrar la memoria de este gran juglar vallenato. Desde el 18 de febrero de 2004, cuando se creó la entidad sin fines de lucro, por parte de su hija, Taryn Escalona Gil, la misión ha sido mostrarle a las nuevas generaciones el trabajo empeñado de este gran compositor.

Después de la partida de este gran juglar, la Fundación viene desarrollando actividades para fortalecer el gran acervo cultural. “Aunque a raíz de la pandemia por Covid-19, los eventos se han limitado a la virtualidad, queremos destacar la disposición que siempre han tenido los artistas vallenatos cuando de rendir tributo a Escalona se trata y estamos seguros que apenas podamos hacer conciertos de manera presencial, ellos no dudarán en participar de estos grandes homenajes en la memoria del maestro”, manifestó  Taryn Escalona, presidenta de la Fundación.

 

 

HOMENAJES EN SU HONOR

Sus huellas son imborrables, su legado es tan gigante como cada composición que el maestro regaló a los vallenatos y a Colombia entera. Desde su muerte, muchas han sido las lágrimas derramadas por quienes lo amaron y honraron, pero las alegrías que él mismo inspiraba, se han perpetuado en cada homenaje póstumo que la Fundación Rafael Calixto Escalona Martínez ha organizado en su nombre.

Como antesala a su primer año de su ausencia, en el 2010, se realizó la exposición ‘Vida y obra de Rafael Escalona’, en la Sede de la sociedad de Autores y Compositores, Sayco, seccional Valledupar. Se exhibieron las fotografías del maestro en el marco del Festival Vallenato que se realizó en homenaje al compositor.

En esa oportunidad, asistió el expresidente de la República, Álvaro Uribe Vélez. Ese mismo año, el 13 de mayo, la plaza Alfonso López de Valledupar, fue el escenario para honrar a ‘Rafa’ Escalona. Le rindieron honores artistas como Alfonso ´Poncho’ Zuleta, Jorge Oñate, Iván Villazón, Ivo Díaz, Peter Manjarrés, el Rey Vallenato de ese año, Luchito Daza; y el acordeonero Franco Arguelles, quienes presentaron una revista musical con diferentes cantantes paseándose por la vida musical del juglar.

En el 2011 se recreó la vida y obra del Maestro, a través de una pieza teatral denominada ‘Escalona Inmortal’, a través de la cual se difundió a las nuevas generaciones los conocimientos sobre la existencia de un personaje, que contando la cotidianidad de su entorno, hizo grande con sus canciones el folclor vallenato.

Para el tercer aniversario de muerte en el 2012, la Fundación Rafael Calixto Escalona, siguió afianzando el legado de este compositor, y en su nombre llevó a cabo el evento ‘Escalona vive en todas las generaciones’, un concierto cultural con todas las generaciones del vallenato

En el 2013 con la participación del rey vallenato, Wilber Mendoza, se realizó una ofrenda floral en el cementerio Central de Valledupar, donde reposan los restos del maestro Escalona. Posteriormente se realizó un conversatorio donde se recordaron las mejores anécdotas del padre del vallenato, contando y cantando la historia de sus cantos.

Para recordar los cinco años de ausencia física de Escalona, en el 2014 sus canciones sonaron durante un concierto sinfónico, en la plazoleta de la Gobernación del Cesar. En el recital  dirigido por el maestro Luis Galindo, participaron los artistas Jorge Celedón, Eliana Gnecco, Iván Villazón y Jean Carlos Centeno.

Al año siguiente, los actos en su honor no pudieron ser menos, y se realizó un concierto en piano y fue bautizado el libro ‘Escalona Inmortal’, una edición dirigida por Taryn Escalona, y contó con la participación de los escritores Natalia Springer, Daniel Samper, Miguel Barrios, Daniel Coronel, Juan Gossaín, Ernesto Samper, Rosa Rosado, Vicente Silva, Hernán Urbina Joiro, Alberto Salcedo y Juan Manuel López, quienes lograron plasmar la esencia de este caballero de la composición vallenata.

En el año 2016, cuando se cumplían siete años de la partida de ese hombre grande que el Valle regaló al mundo, se realizó una exposición fotográfica que permaneció durante diez días en dos centros comerciales de la ciudad; además de la tradicional ofrenda floral acompañada de las notas musicales de reyes vallenatos.

Ese mismo año, la Fundación, dirigida por Taryn Escalona, llegó a Bogotá a contar la vida del maestro con un concierto en Gaira Café con los artistas Carlos Vives, Guillermo Vives, ‘El Morre’ Romero, Fonseca, Jorge Celedón y Eliana Gnecco. En el octavo aniversario, en el 2017, se siguió con la tradición de la ofrenda floral y la serenata de los Reyes.

En el 2019, al cumplirse diez años de la partida de Escalona, se ofreció un  concierto, denominado ‘Escalona por Siempre’ y organizado por la Fundación Rafael Calixto Escalona Martínez. Participaron artistas como Jorge Celedón, Jorge Oñate, Jean Carlos Centeno, ‘Poncho Zuleta’, Peter Manjarrez, Eliana Gnecco, El Cocha Molina, entre otros, quienes cantaron desde la tarima Francisco El Hombre las canciones más emblemáticas del maestro,

El año pasado, la pandemia causa del Covid-19, cambió la manera del recordar del legado de quien fue capaz de crear una casa en el aire. A través del concierto virtual ‘Escalona por siempre’, varios artistas hicieron un repaso por sus composiciones más reconocidas, se ofreció una remembranza de su vida y de su legado para el folclor nacional.

Sin duda, la Fundación Rafael Calixto Escalona Martínez, es la entidad encargada de recordar cada año, el aporte que hizo no solo al folclor vallenato, sino a la cultura de Colombia, dejando escrito su nombre con tinta indeleble y haciendo resonar sus bellos cantos que inspiró desde los pueblos hacia todo el mundo.

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *