13 de julio , 2024
Judicial

Por un tatuaje identificaron a presunto asesino de enfermero

Ante el Juzgado Cuarto Penal Municipal con funciones de control de garantías de Valledupar, le fueron imputados cargos de homicidio agravado, porte ilegal de arma de fuego y hurto calificado agravado a Wilfran de Jesús Martínez, de 30 años, quien presuntamente dio muerte a Jhonatan Viloria Orellano, el 19 de septiembre de 2020, en medio de un atraco en la vivienda de la novia de la víctima.

El ente acusador relató que ese día a eso de las 9:00 de la noche Wilfran, quien era de profesión enfermero, llegó a la vivienda de su novia en el barrio Bello Horizonte Dos en esta capital. Estando ahí junto a otras personas incluida su novia se dispusieron en la terraza a departir, en ocasión a la celebración del Día de Amor y Amistad. Todo parecía transcurrir normal en medio de la música y tragos. A eso de las 11:43 de la noche fueron sorprendidos por dos sujetos en una motocicleta, de la cual desciende el parrillero y con un revólver amenaza a todos los presentes y le quita el celular a la novia de la víctima.

Seguidamente el ladrón apuntó por la espalda a Wilfran de Jesús y le exigió que le entregara el celular y lo empieza a requisar.

“La víctima se voltea y empieza a forcejear para tratar de quitarle el revólver al asaltante en ese momento el asaltante disparó en contra de la humanidad de Jhonatan Viloria Orellano. Como habían muchas personas en ese lugar el asaltante decide huir, pero mientras huía realizaba disparos al aire a diferentes partes y uno de estos disparos impactó a una persona que iba transitando por el lugar. La víctima a pesar de estar herido se va detrás del asaltante, pero al dar unos cuantos pasos se desploma por la gravedad de las heridas, inmediatamente es auxiliado a una clínica, pero falleció”, relató el fiscal 9 seccional.

Ocurridos estos hechos la Fiscalía inició las investigaciones respectivas para dar con el paradero de los delincuentes, para ello realizaron diferentes entrevistas, entre estas la de los testigos presenciales del crimen y especialmente escucharon el relato de la novia de Wilfran, quien indicó que el sujeto que cometió el asesinato tenía un tatuaje en uno de sus brazos. Esto fue clave para la policía judicial.

“Hay entrevistas de las personas que estaban en el lugar de los hechos (…) álbumes fotográficos y tres retratos hablados como elementos materiales probatorios de que esta es una de los asaltantes que cometieron el hecho”, indicó el ente acusador.

Igualmente añadió que Martínez fue capturado por la Policía Nacional en el barrio La Roca, y que se encuentra vinculado a otros delitos por hechos diferentes como en hurto calificado y estafa. Al final de la vista pública no aceptó los cargos y fue enviado a prisión para posteriormente enfrentar un juicio para demostrar su presunta inocencia.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *