18 de julio , 2024
General

Rescatan a ocho miembros de familia migrante atrapados por la crecida del río Guatapurí

En la margen derecha del río Guatapurí, a la altura de la calle 25, sector Villa Castro, en el municipio de Valledupar, integrantes del Cuerpo de Bomberos rescataron a ocho miembros de una familia migrante venezolana, entre los cuales se encuentra un bebé, quienes fueron sorprendidos por la crecida del afluente ante las intensas lluvias, registradas en las últimas horas, en el Cesar.

La emergencia se registró pasadas la 1:00 de madrugada de hoy. Las personas pidieron ayuda ante la inminente crecida que arrastró con la improvisada vivienda donde estaban establecidos, desde hace un poco menos de un año.

La familia lo perdió todo, quedaron solo con la ropa que llevaban puesta, ya que la fuerza del río arrastró con los enseres y acabó con el terraplén donde estaba construida la vivienda con paredes de tabla.

Según lo informó el sargento Tomás Onel Charris, las personas fueron trasladadas hasta una zona segura en el sector, mientras se espera el accionar de las autoridades municipales que están manejando la alerta por la ola invernal que registra el departamento del Cesar.

Explicó que el rescate se tornó complicado, ya que por el lugar pasa una acequia y el terreno cedió rápidamente. Los daños solo fueron materiales y las personas están en buenas condiciones de salud.

El sargento reiteró el llamado a no ocupar las aledañas el río Guatapurí, ya que son de alto riesgo al momento de presentarse las precipitaciones.

BARRIO 9 DE MARZO EN EMERGENCIA

Rafael Morales, líder de la población migrante venezolana en el municipio de Valledupar, informó que en lo que respecta al barrio 9 de Marzo, la situación es trágica.

Alrededor de 48 familias quedaron en la calle, pocos lograron recuperar parte de sus pertenencias, mientras el afluente arrastró con las viviendas que estaban a sus orillas. Varias ceibas han cedido, y eso agravó la situación, que eran las únicas que protegían a muchas de las viviendas.

“Aquí no ha venido nadie a ayudar, no hay presencia de las autoridades municipales ni de los organismos internacionales. Son familias venezolanas que lamentablemente lo han perdido todo, y no tienen donde resguardarse, pedimos ayuda y compasión ante esta situación que se está viviendo”, dijo.

María Rodríguez, una de las afectadas, clama ayuda a las autoridades del municipio. “Quedamos en la calle, sabemos el riesgo que corríamos al construir los ranchos en esta zona, pero fue la única solución que conseguimos porque nuestra situación económica es muy dura”.

Afirmó que hay más de 100 personas afectadas, hay niños, adultos mayores y mujeres embarazadas que ahora quedaron en la nada.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *