viernes, febrero 23, 2024
General

Focalizan en Valledupar a seis niños y niñas en situación de trabajo infantil

Desde el inicio de la pandemia por el Covid-19, muchas han sido las afectaciones sociales que sobre el departamento del Cesar se han registrado, y muy especialmente en Valledupar, donde se observa el aumento del trabajo infantil como consecuencia de las precariedades que muchas familias, especialmente migrantes, están enfrentando.

Solo basta caminar por las calles de Valledupar, para observar en cada esquina, en cada semáforo, o en el área comercial a los infantes trabajando o en brazos de sus padres, como parte de la mendicidad a la que muchas personas se han dedicado en estos últimos meses.

Por tal motivo, el Instituto Colombiano de Bienestar Familiar (ICBF), a través de los Equipos Móviles de Protección, EMPI, y Defensorías de Familia, realizó jornadas para la erradicación del trabajo infantil en la capital del Cesar, logrando focalizar a 6 niños y niñas en esta condición.

“Estamos atendiendo el llamado de la comunidad que denunció la presencia de niños y niñas en situación de trabajo infantil en puntos semafóricos de la capital del departamento”, manifestó el director regional del ICBF en Cesar, Gabriel Castilla Castillo.

Explicó que el ICBF adelantó la verificación de derechos de los menores de edad, a los cuales se les hará seguimiento a través de profesionales del instituto y el acompañamiento a las familias para orientarlos sobre las consecuencias que puede dejar el trabajo infantil.

Destacó que la mayoría de estas personas que se ubican en los semáforos de Valledupar, son migrantes venezolanos, quienes están regresando al territorio, tras el confinamiento por la pandemia.

El trabajo se realiza además, en articulación con Migración Colombia, Alcaldía de Valledupar, Policía de Infancia y Adolescencia, Gobernación del Cesar y Ministerio de Trabajo, organismos que también forma parte de las jornadas de sensibilización a padres, madres, adultos y cuidadores sobre los riesgos de ejercer también actividades como la mendicidad en compañía de niños, niñas y adolescentes.

Adicionalmente, el ICBF viene aplicando otras modalidades de atención para apoyar el trabajo de la Alcaldía de Valledupar. Una de ellas consiste en el externado a media jornada, donde se asiste con equipos de trabajo psicosocial a los padres y niños.

En Valledupar se tienen 100 niños intervenidos a través de esta modalidad, además de contar con la modalidad de internado, que funciona en una casa campestre, donde se atienden 70 menores víctimas del trabajo infantil, habitantes de calles y por consumo de sustancias alucinógenas.

A estos niños se les hace un seguimiento continuo, y en muchos casos, algunos de ellos podrían terminar con la declaratoria de adoptabilidad.

 

SE REQUIERE EL HOGAR DE PASO

Por otra parte, anunció que desde la Dirección Regional Cesar, se avanza en la gestión con la Alcaldía de Valledupar para dar apertura a las instalaciones de Hogar de Paso, donde se brinda de manera provisional, protección integral para restituir y garantizar a los niños, niñas y adolescentes sus derechos cuando han sido vulnerados.

“Este momento y durante este año, no hemos podido tener un Hogar de Paso en el municipio de Valledupar por los retrasos que la pandemia ha causado en el proceso de adjudicación, sin embargo, el ICBF está ofreciendo acompañamiento y asesoría técnica constante a la Alcaldía, para solucionar el problema cuanto antes”, dijo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *