sábado, febrero 24, 2024
Nacional

Juez absuelve al ‘monstruo de Monserrate’ por acusaciones de acceso carnal violento

Fredy Valencia, el llamado ‘monstruo de Monserrate’, enfrenta una pena de 36 años por el homicidio de ocho mujeres en Bogotá.

El juez 30 penal del Distrito absolvió de los cargos de acceso carnal violento a Fredy Armando Valencia Vargas, conocido como el ‘monstruo de Monserrate’, quien fue condenado en 2012 y 2014 por el asesinato de ocho mujeres. Según el juez, el material probatorio entregado por la Fiscalía General de la Nación no evidenciaba que el individuo abusara sexualmente de sus víctimas antes de asesinarlas en los cerros orientales de Bogotá.

En el 2015, Valencia confesó que asesinó a las mujeres porque se negaban a tener relaciones sexuales con él, luego de que les diera alimentos, estupefacientes y techo. Durante ese mismo año, las autoridades encontraron enterrados los cadáveres de varias mujeres en cercanías al cerro de Monserrate.

El fallo del juez 30 generó sinsabor en redes sociales, donde se exhorta a la Fiscalía para que aporte pruebas que demuestren que el confeso asesino cometió acceso carnal violento a sus víctimas.

Quién es el ‘monstruo de Monserrate

Fredy Valencia, conocido también como el ‘asesino de los cerros’, según las investigaciones y testimonios, era un hombre sigiloso y violento, al cual se escuchaba vociferar a diario, que se escondía en los cerros orientales de Bogotá para atacar a las mujeres que pasaban por ahí. El criminal construyó cambuches y ranchos de tabla y latas vigilados por perros. El último cambuche que hizo lo ubicó a 30 metros de la avenida Circunvalar con calle 21.

En las declaraciones a los medios hace cinco años, Valencia dijo que estudió ingeniería industrial, pero se retiró afectado por la drogadicción luego de que su madre falleciera. Uno de los hechos que más llamó la atención de las autoridades y la opinión pública en su momento fue que habían constantes visitas de mujeres jóvenes a la guarida del confeso asesino, donde, Valencia las asesinaba porque faltaban a su compromiso de tener relaciones íntimas con él.

Los crímenes de Valencia fueron desconocidos hasta que un perro de la calle escarbó la tierra cercana a la vivienda y apareció una pierna humana, con la que comenzó la escabrosa historia del ‘monstruo de Monserrate’. Cuando la Fiscalía comenzó con la investigación, recibió testimonios de víctimas y familiares que aseguraban haber sido atacados por Valencia. Cuando las autoridades llegaron al lugar de los hechos, el mismo asesino confesó dónde había enterrado a sus víctimas.

Luego de encontrar huesos humanos y tres cuerpos más sin vida, Fredy Valencia fue condenado a 36 años de cárcel por el Juez Segundo Penal del Circuito de Bogotá. Se le imputaron cargos por homicidio, desaparición, acceso carnal violento, entre otros, en los cerros de Bogotá entre los años 2012 y 2014.

Fallo actual

Ayer, martes 13 de octubre, a las cuatro de la tarde, se realizó la audiencia donde el juez sentenció que, aunque existen indicios de que el asesino atacó sexualmente a sus víctimas, no hay pruebas suficientes para condenarlo por este delito.

Sin embargo, el jurista dijo que las víctimas presuntamente sí pudieron haber sido violadas sexualmente, de acuerdo con la posición fetal en la que encontraron los cuerpos, algunos sin ropa. Además, los informes forenses evidenciaban mordeduras, posiciones de indefensión, golpes contundentes y marcas de ataduras en algunos de los cadáveres.

Pese a esta información existen ciertas contradicciones, según el juez, pues, en su momento, se dijo que Valencia las mataba cuando se negaban a tener relaciones sexuales, por lo que, se presume que no podría haberlas abusado. Igualmente, el jurista hizo alusión a ciertas inconsistencias que se cometieron en el debido proceso y que habrían vulnerado los derechos de Fredy Armando Valencia.

Las declaraciones y material probatorio antes mencionado fueron analizados y considerados por el juez, quien decidió absolver a Fredy Valencia por el delito de acceso carnal violento.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *