miércoles, febrero 21, 2024
Internacional

Delta avanza como huracán de categoría dos por el Golfo de México

 

El sistema se desplaza hacia el noroeste, rumbo a Luisiana, EEUU

El huracán Delta, de categoría dos en la escala Saffir-Simpson, se aleja cada vez más del territorio mexicano, en dirección a EEUU, pero sus bandas nubosas seguirán azotando este jueves al este y sur de México.

El Servicio Meteorológico Nacional (SMN) informó en un comunicado que el centro del sistema se localizó a primera hora del día a 370 kilómetros de Celestún, Yucatán, y a 685 kilómetros al sur-sureste de Cameron, Luisiana. Su amplia circulación generará precipitaciones fuertes en seis estados del país.

“El huracán Delta se desplazará por el Golfo de México; su extensa circulación, en interacción con un canal de baja presión, originará lluvias muy fuertes en Tabasco y Chiapas, así como lluvias fuertes en Tamaulipas y la Península de Yucatán”, indicó el organismo climático de la Comisión Nacional del Agua (Conagua).

En Tabasco y Chiapas se prevén las tormentas más severas, con acumulaciones que irán de los 50 a los 75 litros por metros cuadrado (l/m2). En Tamaulipas, Campeche, Yucatán y Quintana Roo, caerán chubascos o precipitaciones fuertes, con registros que se moverán entre los 25 y los 50 l/m2.

“Las lluvias podrían acompañarse de descargas eléctricas, posible caída de granizo y fuertes rachas de viento durante las tormentas, además de incremento en los niveles de ríos y arroyos, desbordamientos, deslaves e inundaciones en zonas bajas”, agregó el SMN.

Los tentáculos del huracán Delta azotarán también al este de México con rachas fuertes de 50 a 60 kilómetros por hora, y oleaje de hasta dos metros de altura. Estas condiciones se esperan en costas de Tamaulipas, Veracruz, Tabasco, Campeche y Yucatán.

En la tarde del miércoles, el sistema intensificó sus vientos y evolucionó de categoría uno a dos en la escala Saffir-Simpson. Ahora registra máximos sostenidos de 155 kilómetros por hora, con rachas más violentas de 195 km/h. Se desplaza en dirección a Luisiana, EEUU, a una velocidad de 24 kilómetros por hora. Se espera que impacte en ese estado alrededor del mediodía del viernes 9 de octubre.

El 7 de octubre, a las 05:45 de la mañana, el poderoso huracán Delta, que había llegado a alcanzar en aguas del Caribe la categoría 4 en la escala Saffir-Simpson -con vientos de unos 245 kilómetros por hora-, golpeó a Puerto Morelos, en Quintana Roo, como un fenómeno de nivel dos y vientos de 165 kilómetros por hora.

A pesar de que el ciclón, por suerte, se debilitó horas antes de golpear a la Península de Yucatán, dejó a su paso imágenes desoladoras y numerosos daños.

En Quintana Roo, las principales afectaciones fueron provocadas por la caída de más de más de mil árboles sobre la vía pública y cables eléctricos, de acuerdo al gobernador de la entidad, Carlos Joaquín.

“Hay árboles caídos, postes caídos, tengo reportes de poco más del 50% de la ciudad de Cancún, de la ciudad de Playa del Carmen, de la ciudad de Cozumel, con pérdida de energía eléctrica. No tienen energía eléctrica, y se siguen sumando colonias y regiones que pierden la energía eléctrica, derivado de la enorme caída de árboles, muchos árboles caídos”, indicó.

Los municipios más afectados por el paso de Delta fueron Solidaridad, Cozumel, Puerto Morelos y Benito Juárez. A pesar de la violencia del ciclón, el saldo fue blanco, y ninguna persona resultó lesionada.

Tampoco hubo víctimas mortales en Yucatán, pero allí el huracán causó estragos severos en Buctzotz, Calotmul, Cenotillo, Chemax, Chichimilá, Dzilam de Bravo, Dzilam González, Dzitás, Espita, Panabá, Río Lagartos, San Felipe, Sucilá, Temax, Temozón, Tinum, Tizimín, Uayma y Valladolid, según Enrique Alcocer Basto, titular de la Coordinación Estatal de Protección Civil.

Entre los daños que se presentan en esos municipios, se encuentran calles inundadas, árboles derribados, pérdida de viviendas, averías en embarcaciones menores y pérdidas de cultivos y unidades apícolas. En cuanto a las damnificaciones en el servicio público, Alcocer Basto informó sobre la falta de energía eléctrica y de agua potable, del deterioro de columnas de alta tensión y de alumbrado público, así como de caída de postes y cables de infraestructura.

Según la Comisión Federal de Electricidad (CFE) un total de 398 mil 841 personas se quedaron sin suministro eléctrico en Yucatán y Quintana Roo. En la noche del miércoles se había restablecido ya el servicio a 210 mil hogares.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *