sábado, febrero 24, 2024
General

Corpocesar levantó medidas de extracción en Guacochito

Miembros de la comunidad del corregimiento de Guacochito, Valledupar protestaron y hasta se encadenaron frente a la sede de la Corporación Autónoma del Cesar, Corpocesar, en rechazo a la resolución que levanta las medidas cautelares que restringen la extracción de material de arrastre del río Cesar.

Considerando que será un detrimento ambiental que afectará a la comunidad, varios miembros de la población realizaron un plantón y hasta se encadenaron en la sede de Corpocesar, para exigir respeto por el bienestar del afluente, ya que esta irregularidad podría ser el detonante de un conflicto social.

Carlos Adrián Guillén, miembro de la comunidad, dijo que es cierto que existe una resolución por parte de la Agencia Nacional de Minería, pero también establece que si no se cumplía con la normativa ambiental, debía darse por terminado.

La Agencia de Minas está diciendo al Consejo Comunitario que incumplieron con la norma, pero quien debe notificarlo es Corpocesar. “Recientemente sostuvimos una reunión con la directora encargada de la corporación y la Asesora de la Oficina Jurídica, pero vimos un vicio en todo el proceso, en el informe no habían argumentos”.

En tal sentido, la Asociación de Paleros incumplió con la normativa ambiental desde el 2018 cuando recibieron la resolución. “Corpocesar debe informar a la Agencia Nacional de Minas que efectivamente hubo incumplimiento, situación que no han aclarado y por ello la comunidad está tomando las vías de hecho”, dijo.

DECISIÓN DE CORPOCESAR

En respuesta a la situación generada en la sede de la Corporación, Lilian del Carmen Cadena Barrios, jefe de la Oficina Jurídica, manifestó que la decisión de levantar la restricción obedece a la invocación del derecho al trabajo de los paleros que hacen la extracción y que pertenecen a la comunidad.

En la misma resolución (027) se advierte que “la Asociación de Paleros de Guacochito, Asopalego, deberá tramitar ante esta autoridad ambiental la respectiva licencia ambiental temporal para la formalización minera, para lo cual se le otorga un término de tres meses”.

Resaltó la funcionaria, que a inicios de año la comunidad de Guacochito colocó una queja ante la Oficina Jurídica de Corpocesar, la cual envió unos técnicos e inició el proceso de indagación preliminar para hacerle seguimiento al proceso, que incluye la toma de evidencias que permita determinar si existe una infracción de las normas ambientales.

En el primer informe, se determinó que hubo una alteración de las condiciones geométricas e hidráulicas del río Cesar, o del sitio de explotación. También se evidenciaron deforestaciones en las riberas del afluente.

Por tal motivo, la Oficina Jurídica decide imponer una medida preventiva que incluye la suspensión de actividades de extracción, “pero no podemos desconocer que existe el derecho a la defensa, ya que una vez notificada la medida, los usuarios de la asociación de pequeños mineros argumentaron mediante oficio que ellos pertenecen a un área de reserva especial y su único medio de subsistencia es lo que de allí se genera, además de ejercer la actividad de manera manual”.

Cadena Barrios explicó que se decidió levantar la medida preventiva, ya que la actividad es el medio de subsistencia que la comunidad tiene, y que además, el Estado a través de proyectos sociales, busca es que den cumplimiento a los lineamientos ambientales y técnicos.

Resaltó, que Corpocesar será garante de la comunidad para que no se sientan afectados con esta situación.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *